Hay un momento en la vida de todo autónomo o empresario en el que se plantea reformar su negocio y poner en marcha un proyecto adecuado a sus motivos, necesidades y presupuesto (por supuesto, hablamos de tiendas físicas, aunque otro día hablaremos de como «reformar» una tienda online).

Fundamentalmente y simplificando, los motivos por los que nos planteamos una reforma podrían ser los siguientes:

Renovación para revalorizar la marca y crear una mejor experiencia de compra en el consumidor.

Ampliación: Ampliación del catálogo de productos o servicios, siendo necesario aumentar los m2 de la tienda y cambiar el mobiliario comercial adaptándolo a las nuevas necesidades.

Cambio en los procesos de trabajo: Cuando nuestro sistema de trabajo varía en función de procesos diferentes que anteriormente no contemplábamos. Por ejemplo, cuando antes dependíamos de un fabricante  y ahora lo fabricamos nosotros mismos.

post semana17-2

Una vez identificado el motivo comenzamos a darle forma al proyecto. Es el momento de preguntarnos: cómo queremos que sea el resultado, cuándo queremos que esté listo y dónde debemos solicitar todos los permisos para llevarlo a cabo. Cuando estás preguntas tengan respuesta, debemos realizar una lista con los procesos y elementos necesarios para cumplir con el fin:

Proyecto de obra: Elegir adecuadamente a la empresa que realizará los trabajos en el local. Solicitarles la documentación y comprobar que todo está en orden. Cerrar un presupuesto y establecer una fecha estimada de entrega.

Muebles y estanterías para tiendas: Muy importante estimar qué parte del suelo va ocupar el nuevo mobiliario y qué parte de las paredes (desde artículos decorativos a estantes para negocios), ya que muchos de ellos irán colgados para liberar espacio en las partes cercanas al suelo.

Maquinaría: Hay que diferenciarla muy bien de los muebles para tiendas, porque la maquinaría necesitaría de un mantenimiento y cuidado especial que repercutirá en los costes fijos de la empresa.

Manual corporativo: Aunque esto seguramente ya se tiene antes de realizar la reforma de un negocio (independientemente de que sea un nuevo negocio o no), siempre es adecuado revisar y actualizar para que esté acorde la marca con nuestra nueva y recién estrenada imagen de tienda.

post semana 17 -3

Si no te has dejado nada en el tintero, la reforma se realizará con éxito, solo queda disfrutar del estreno y ofrecer a nuestros clientes una experiencia de compra más satisfactoria para que se sientan a gusto y vuelvan a vernos pronto.

¡Hasta el próximo post!