Todos los que trabajamos en el sector de la publicidad o el marketing conocemos y usamos comúnmente ambos usos de la palabra merchandising. No obstante, para aquellos que manejan menos nuestra jerga, se lo resumiría en dos concisas definiciones:

Merchadising – Definición 1: La más conocida y famosa. Sería la gama de productos que utilizando una imagen de marca, empresa o producto concreto, normalmente con licencia de uso por parte de terceros, consigue una atracción inmediata por parte del consumidor y provoca la compra impulsiva. Véase en mi caso mis camisetas, tazas y cojines de Star Wars, queridos por mi con toda el alma, junto a otros varios de Juego de Tronos y mis pósters de Lobezno.

Merchandising- Definición 2: Conjunto de técnicas de marketing utilizadas para la presentación y colocación de los productos en un espacio o punto de venta determinado, de modo que resulten atractivos al consumidor y  sea lo más fácil posible para él adquirirlos. Siempre teniendo en cuenta, los siguientes criterios:

  • Ubicación de los productos en lugares amplios, visibles, accesibles y bien acondicionados.
  • Mostrar precio promocional o competitivo respecto a competidores dentro del mismo sector.
  • Packaging cuidado y atractivo, y mueble expendedor con baldas accesibles.
  • Regalos o/y descuentos atractivos para el consumidor por formalizar la compra.

back_to_school_school_supplies_pencil_education_supplies_learning_color_student-690970

Bien, hasta aquí todo normal. Sin embargo, los que como yo tenéis hijos de 3 años y pensáis escolarizarlos, por sorpresa un día muy poco lejano os encontrareis en el mundo de la “¡Vuelta al cole!”. Un planeta donde a los niños se les hacen los ojos chiribitas, los padres entramos en «Modo Pavor-Terror» y los marketeros enfocamos todas nuestras fuerzas al merchandising en el punto de venta en todas sus acepciones. Vamos a verlo mejor con un ejemplo que he vivido desde la perspectiva «Madre vs. Mellizos de 3 años»:

Definición 1- Merchandising para empresas- Ejemplo Vuelta al Cole: Mochila de la patrulla canina, estuche de Dora La Exploradora, libreta de Peppa Pig y rotuladores de los Minions. Ya tenemos el kit completo y la introducción del niño en el «Merchandising de Fans» (personalmente, hubiera optado por la mochila Khaleesi, pero mi hija piensa que la patrulla canina es más guay que la madre de dragones y me consuelo pensando que ya cambiara de opinión).

Definición 2- Merchandising en el punto de venta – Ejemplo Vuelta al Cole: Existen varias opciones, pongamos como ejemplo el típico hipermercado cercano a mi casa (valen también papelerías, librerías,etc). En la gran superficie, se ha creado una exposición bien delimitada por carteles y expositores para todos los materiales. Parte de los expositores son estanterías fijas con decoración de lineales especiales, otros expositores son eventuales y van divididos por tipo de producto. Estos últimos llevan cartelas con descripción y precio promocional en amarillo y negro. Carteles aéreos, pequeños, grandes y también corpóreos. Pasillos ordenados por libretas, utensilios de escritura, pintura, agendas, mochilas y en el último, escritorios y sillas.

supermarket_shelves_shopping_regal_road_market_shelves_purchase_market_were_offered_sb_market-778106

Ojo, el merchandising en el punto de venta funciona. Y no solo con los niños, acabé comprándome un boli de 4 colores de Gru, mi villano favorito, para la oficina.

¡Hasta el próximo post!