Blogs, libros, ponencias, eventos profesionales… habrás oído mucho sobre las virtudes del packaging personalizado  en los tiempos que corren, donde el mercado está saturado de productos y competencia, y totalmente globalizado. Pero, ¿cuáles son las verdades más absolutas sobre el embalaje y sus propiedades? Estas 4, seguro:

  1. El packaging es capaz de conseguir que los alimentos potencien su sabor. ¿Te parece increíble? Pues no lo es tanto. Son muchos los profesionales y especialistas que han hablado de este caso y lo han demostrado. El empaque cuidado y con un diseño atractivo influye en cómo percibimos el sabor de la comida o el olor del perfume que contiene. Eso me hace preguntarme sobre el «misterioso poder» que tiene el sentido de la vista, que consigue modificar otros sentidos como el gusto o el olfato. Sin embargo, el ser humano es muy complejo y todos los estímulos influyen en su interpretación de la realidad, así que no es nada descabellado lo que se plantea.
  1. El packaging “estimula” nuestro cerebro para crear conexiones entre conceptos. Seguro que esto no os suena a “marciano”. Y es que ves un gel con un tapón y un packaging en madera y piensas inmediatamente que seguro es un producto sin parabenos, 100% natural, mientras que por tu cerebro pasan, a la velocidad de la luz, imágenes de un Balneario-Spa en medio de un bosque y una sensación de de tratamiento Beuty & Wellness recorre todo tu cuerpo poniéndote la piel de gallina… Bueno, tal vez haya exagerado un poco, pero se acerca bastante a la realidad, ya que el material del packaging provoca en nuestro cerebro interrelaciones entre experiencias, sentidos e imágenes.

  1. El packaging es la clave principal para aumentar las ventas online. Al alcance de todos están los datos del estudio que Total Retail 217 de PwC ha realizado afirmando que: Aumenta del 19% al 27% el porcentaje de los consumidores españoles que ya compran online, al menos, una vez a la semana; y del 48% al 58%, los que lo hacen, al menos, una vez al mes. El ecommerce gana puntos y las empresas online deben luchar “vorazmente” no solo para darse a conocer en una inmensa masa de competencia mundial, sino para fidelizar mejorando la experiencia de compra del consumidor, algo que al no ser tangible hasta no recibir la compra en casa, solo se podrá conseguir a través del packaging, la política de devoluciones y la rapidez en el transporte.
  1. El packaging es algo vivo que evoluciona conjuntamente con los necesidades del mercado y los gustos del consumidor. Madera, metal, plástico, cartón… Vintage, minimalista, moderno, retro… Eco, funcional, interactivo, universal… estos son solo alguno de los muchos adjetivos que compañan al Packaging y es que su evolución es progresiva e imparable. Su naturaleza es cambiante y, debido al Imperio de la Inmediatez en el que estamos sumergidos, los fabricantes de cajas deben adaptarse cada vez más rápido a las demandas del mercado. ¡Y es que el packing está muy vivo!

packing 3

 

¡Hasta el próximo post!